Celebración del 101 aniversario del Armisticio

El 11 de noviembre de 1918 se firmó el Armisticio dando por finalizada la I Guerra Mundial. Esta fecha ha quedado grabada en la Historia, pero también en la cultura francesa como un día para el recuerdo y el homenaje.

Este día es festivo en Francia desde hace 101 años. Sin embargo, no es un festivo más, es un símbolo muy importante para el país donde vivimos. En todos los pueblos existe un monumento a los caídos en la I Guerra Mundial y junto a este monumento todos los años se celebra una conmemoración, un ritual con 101 años de antigüedad.

En nuestro colegio queremos conocer la cultura francesa, un idioma es un vehículo para comprender mejor el mundo y parte de la experiencia de vivir en un nuevo país es ampliar nuestros horizontes. Así que nuestros alumnos han participado junto al resto de habitantes de Saint Nicolas de la Chapelle en la conmemoración del Armisticio.

Una banda militar toco el himno de Francia, mientras los bomberos depositaban las flores y se leía un discurso recordando a los caídos. Es un día para el recuerdo, para condenar una guerra que nunca debió ocurrir, pero también para celebrar el orgullo de ser francés.

Aprendiendo sobre el sector primario con videojuegos.

En Social Science en 3º de la ESO estamos descubriendo aspectos muy concretos del tema que estamos trabajando, la economía, a través de un videojuego.

Unos estudiantes de la Universidad de Copenhague buscaron una manera de usar las nuevas tecnologías para mostrar al mundo la difícil situación de los granjeros en África. Estos estudiantes terminaron creando una ONG llamada Third World Farmer y un juego con el mismo nombre. Este juego es un juego de realidad aumentada en el que el estudiante se convierte en el cabeza de familia en una aldea de un país de África. Usando estadísticas han conseguido reflejar los problemas más comunes a los que se enfrentan estos granjeros.

El alumno comienzo con una cantidad de dinero y tiene que desarrollar su granja mientras se enfrenta a sequías, guerras, bajada del precio de su producto, robos… El juego te va explicando las causas por las que por ejemplo ha bajado ese año el precio del trigo o te ofrece alternativas como enviar a un miembro de tu familia a trabajar a la gran ciudad. Para hacer aún más realista el juego, al mismo tiempo que desarrolla su granja, tendrá que cuidar a los miembros de su familia dándoles ayuda médica que le costará parte de su presupuesto.  

El objetivo de esta actividad es doble: comprender cómo funciona la agricultura tradicional de subsistencia en los países menos desarrollados y entender cuáles son sus limitaciones, al mismo tiempo que los alumnos aprenden a empatizar con la forma de vida de otros países, comprendiendo así mejor la importancia de los objetivos de desarrollo que ha fijado la ONU.

Student Led Conferences during the Open day

El viernes día 1 de noviembre celebramos nuestro tradicional encuentro con todos los miembros de la Comunidad de Aprendizaje de SEK les Alpes. Un momento importante en la vida de nuestro colegio donde todos los principales implicados en este programa intercambian puntos de vista y conviven en una gran jornada.

Las familias se reunieron con tutores y con profesoras de francés y, ambas sesiones, fueron guiadas por los verdaderos protagonistas de este programa, los alumnos. Comenzaron dando la bienvenida a sus padres y familiares, comentaron el objetivo social, académico y personal que se habían marcado alcanzar durante su estancia en SEK-Les Alpes. A continuación, se centraron en valorar los logros obtenidos a lo largo de estos meses en cada una de las áreas de conocimientos y también en los retos que ya se han fijado hasta finalizar el trimestre. Para finalizar, les pedimos una reflexión muy personal y les formulamos las siguientes cuestiones para que las tuvieran a modo de guion:

  • ¿Eres consciente de que tú eres el protagonista de esta historia?
  • ¿Qué necesitas para avanzar?
  • ¿Qué crees que debes hacer para que sea una gran experiencia con el mejor de los finales?

Mientras que nuestros alumnos nos comentaban sus logros y establecían sus ámbitos de mejora, los hermanos participaban en talleres programados por nuestros profesores asistentes. Toda esta jornada también estuvo acompañada de visitas guiadas a las instalaciones y de una degustación de productos típicos de la zona.

Matemáticas con Plickers

La asignatura de matemáticas resulta un entorno ideal para explorar las nuevas tecnologías y sus aplicaciones. En este trimestre estamos utilizando una herramienta de realidad aumentada que se llama Plickers para realizar test de una manera muy sencilla, dinámica y atractiva.

Esta herramienta nos permite obtener en tiempo real las respuestas de los test, viendo quién ha contestado bien y quién no, lo que incentiva la sana competencia y convierte el aprendizaje en un juego.

Cada alumno tiene asignada una tarjeta que contiene un código especial. El alumno levantará la tarjeta que considere correcta como si de una subasta se tratara. Los estudiantes no pueden saber qué están contestado los demás mirándolos, ya que no aparece en las tarjeta una A, B, C o D y solo pueden esperar a que el ordenador les dé la respuesta.

De esta manera tan divertida hemos realizado un seguimiento para comprobar que estamos aprendiendo en las clases.

Esquí en el glaciar de Tignes

Después de una larga espera por fin nos estrenamos con la nieve y el esquí en la estación de Tignes, donde pasamos el fin de semana. Tignes es una estación situada a gran altura y en un glaciar, lo que permite que se pueda esquiar casi todo el año.


Salimos el viernes después de las clases y por la tarde alquilamos el material (botas, esquís y palos) Una vez ya instalados en los apartamentos nos fuimos temprano a la cama, ya que al día siguiente tocaba madrugar para poder estar preparados a las 8 y media en la cola del funicular que nos llevaría a las pistas de esquí.


Una vez arriba, a más de 3.000 metros de altura, rodeados por las vistas del espectacular glaciar, empezamos a esquiar. Hizo un día precioso que nos permitió disfrutar de las increíbles vistas mientras bajábamos por las pitas. La tarde la pasamos en la piscina.


El domingo pudimos esquiar también por todo el glaciar durante una gloriosa mañana rodeados de la preciosa nieve. Volvimos agotados, pero con una sonrisa en la cara y soñando con el próximo fin de semana de esquí.

Conociendo la gastronomía de la zona.

Dentro de la unidad interdisciplinar que están realizando los departamentos de Francés y de Ciencias Sociales este trimestre, ha tenido lugar esta semana una nueva actividad. Nuestros alumnos han entrevistado a la cocinera del colegio y al cocinero de uno de los restaurantes de Saint Nicolas la Chapelle.


Esta unidad está enfocada a conocer la economía de la zona y ver su evolución histórica. El queso y la gastronomía forman una parte indiscutible de la cultura francesa en general y muy especialmente en la Saboya. En esta actividad los alumnos han descubierto el último estadio de la producción del queso: el consumo.


Nuestros estudiantes hicieron una entrevista en la que incluyeron preguntas sobre la gastronomía de la zona, sobre la importancia del queso en la preparación de platos típicos, los ingredientes disponibles… Hasta se llevaron alguna receta para preparar a su vuelta a casa.

Molino de agua

Dentro del programa de SEK Les Alpes el contenido de las asignaturas está siempre en contacto con el medio en el que vivimos. El viernes pasado fuimos a visitar el viejo molino del bonito pueblo alpino de Flumet. Esta visita estaba contemplada dentro del programa de Ciencias Sociales y de francés.

Este trimestre estamos estudiando la economía medieval y los viejos molinos de grano eran una piedra angular de esta economía. En la visita pudimos aprender cómo se molía y prensaban los alimentos usando la fuerza del agua, cuando esta era la única fuente de energía disponible.

La lengua vehicular de la actividad fue el francés. En las clases previas a la actividad habíamos preparado el vocabulario que se iba a emplear en la visita para poder sacar el máximo partido a una salida que nos permitió ver en directo aquello que hasta el momento solo habíamos podido imaginar.

Tras la visita al molino pudimos recorrer el museo de costumbres regionales donde aprendimos un poco más sobre las tradiciones de nuestro bonito valle.

Espeleología y Grand Bivouac

«Una enorme oquedad en la montaña nos invitaba a entrar en la cueva de Sassenage. Después de caminar algunos cientos de metros bajo tierra, las paredes de la gruta se comienzan a hacer más angostas, grandes rocas bloquean el camino a seguir, unas enormes grapas metálicas hacen las veces de escala y nos dirigen a un piso inferior de la cueva. Nuestra ruta transcurre ahora por una tubería natural horadada por el agua en el corazón de la tierra con el paso de los años. Podemos apreciar restos de desprendimientos en nuestro camino. Llegados a un punto, el paso es tan pequeño que al final debemos arrastrarnos sobre nuestro vientre hasta abrirnos paso a una enorme galería subterránea; la cavidad es majestuosa, tanto que por un momento parece que nos encontramos en una catedral en lugar de varios metros en el interior de la montaña. Seguimos los pasos de nuestro guía hacia el interior de la cueva, los mosquetones aseguran nuestro camino mientras caminamos ganando altura con cada paso, bajo nuestros pies un río subterráneo avanza con fuerza crecido gracias a las lluvias de los últimos días. Finalmente alcanzamos nuestra meta, un enorme puente colgante sobre una espectacular cascada en el corazón de la tierra, resulta extraño disfrutar este escenario iluminado tan solo por la tenue luz de los frontales en nuestros cascos de espeleólogos. Disfrutamos de estalactitas, estalagmitas, columnas y otras formaciones geológicas subterráneas que continúan con su lento proceso de formación ante nuestros ojos mientras seguimos avanzando en grupo, hasta alcanzar una larga tirolina que nos acerca, de nuevo, a nuestro punto de partida. Por fin volvemos a ver la luz del sol.»

No, no os dejéis engañar, aunque la experiencia y paisaje subterráneo descrito anteriormente pueda parecer sacado del cuaderno del profesor Otto Lidenbrock, en “Viaje al centro de la Tierra” de Julio Verne, fuimos nosotros, los alumnos de SEK-Les Alpes, los que este sábado recorrimos algo más de un kilómetro y medio por el interior de la cueva de Sassenage, una localidad situada en la ribera del río Isere, muy cerca de Grenoble que está presidida por el castillo del mismo nombre. La espeleología fue una actividad nueva para muchos de nosotros, pero nos animamos durante todo el trayecto para superar los numerosos obstáculos que encontramos en nuestro camino.

Al finalizar la actividad pusimos rumbo a Albertville, la ciudad más próxima a nosotros, y participamos del festival del Grand Bivouac. Se trata de uno de los festivales de viajes más grandes de Francia con conferencias, películas, conciertos… Todo los contenidos tienen el tema común de conocer nuevas culturas y allí estuvimos nosotros disfrutando de cuantas actividades tenían programadas.

Con previsión al fin de semana que viene, que iremos a nuestra primera jornada de esquí en Tignes, disfrutamos de un maravilloso brunch para recargar las pilas. Este fin de semana hemos dejado nuestro tradicional paseo a Flumet para el domingo puesto que hemos tenido la suerte de que ha salido el sol. También hemos querido terminar esta semana tan completa con una pequeña reflexión de mindfulness para considerar y dejar por escrito todos los retos, compromisos y cosas aprendidas en estos días además de unirnos al reto viral en el que están involucrados otros colegios para fomentar el trabajo en equipo.

Visita a la ONU y paintball

El sábado hemos visitado el pueblo de Yvoire, un pequeño pueblo medieval situado a orillas del lago Leman. Parte del contenido de la asignatura en Ciencias Sociales es la vida en la época medieval. Visitar Yvoire, es hacer un viaje al pasado. Nos pudimos hacer una idea de cómo se cobraban los aranceles por pasar por el lago, la relación de vasallaje con el castillo, las ferias en la plaza del pueblo, las distintas profesiones… Además, en este paseo pudimos comprobar por qué está incluido en la lista de los pueblos más bonitos de Francia.  

A continuación, nos desplazamos a Ginebra para realizar una visita guiada por el edificio que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene en esta ciudad. Una vez dentro, visitamos las principales salas del edificio y aprendimos algunos datos curiosos sobre esta importante organización.

El domingo después de comer, comenzamos nuestro partido de paintball. Durante casi tres horas disfrutamos de este deporte divididos en dos equipos. Este deporte requiere coordinación y trabajo en equipo. Para terminar el día pudimos conocer y pasear por el pueblo de Megève.

Annecy y Fete de la Vache

Después de una semana lluviosa el viernes nos dio un respiro el mal tiempo y pudimos disfrutar de una tarde otoñal en Flumet. Algunos de los alumnos aprovecharon para cortarse el pelo, ir al supermercado o jugar un amistoso partido de futbol.

Para aprovechar bien el día, el sábado madrugamos y fuimos a visitar una de las ciudades más bonitas de la región: Annecy. Esta ciudad es conocida como la Venecia francesa por sus canales y puentes. Pasamos la mañana recorriendo sus calles y visitando los monumentos clave como su castillo del siglo XII o el Palacio de la Isla que en su día fue la cárcel.

Después de comer fuimos al High Five Festival, el festival de esquí más importante de la zona, al cual acudieron celebridades de todas las disciplinas de los deportes de invierno. Hubo demostraciones de saltos del equipo de la Escuela de Esquí Francés, de la cual forman parte nuestros instructores de esquí.

En este evento disfrutaron de muchas actividades al aire libre como la tirolina o el trampolín, practicaron sus destrezas sobre una tabla de Snowboard y pusieron a prueba su equilibrio en la slackline. Para completar la jornada había diferentes stands de publicidad en los que se podían conseguir premios. ¡Volvimos todos muy cargados!

Para concluir este fin de semana tan completo, el domingo fuimos a la Fête de la Vache de Flumet. Este año la coopèrative du Val d’Arly cumple 50 años y, para celebrarlo, la feria estuvo muy concurrida. Había conciertos, bailes regionales, elaboración de comidas regionales, etc. Los alumnos entrevistaron a ganaderos locales para una actividad interdisciplinar de francés y ciencias sociales.