Esquí en la glaciar de Tignes

Después de una larga espera por fin nos estrenamos con la nieve y el esquí en la estación de Tignes, donde pasamos el fin de semana.

Salimos el viernes después de la comida, y por la tarde alquilamos el material (botas, esquís y palos) Una vez ya instalados en los apartamentos nos fuimos temprano a la cama, ya que al día siguiente tocaba madrugar para poder estar preparados a las 8 y media en la cola del funicular que nos llevaría a las pistas de esquí.

Una vez arriba, a más de 3.000 metros de altura, rodeados por las vistas del espectacular glaciar, empezamos a esquiar. El tiempo no nos acompañó este primer día y muchas pistas estaban cerradas, aún así pudimos disfrutar de las increíbles vistas y de algunas bajadas. La tarde la pasamos en la piscina.

El domingo tuvimos mejor suerte y pudimos esquiar por todo el glaciar durante una gloriosa mañana rodeados de la preciosa nieve. Volvimos agotados, pero con una sonrisa en la cara y soñando con el próximo fin de semana de esquí.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *