Segunda parada: Florencia

Nuestra segunda parada fue en la hermosa ciudad Florencia. Florencia es quizás una de las ciudades que más impresionan de Italia, cuna del Renacimiento y de algunos de sus representantes más importantes, esconde tesoros en cada esquina.

Comenzamos la visita con un paseo hasta la Academia, la Academia y, por supuesto, la maravillosa escultura de Miguel Ángel: el David. Nada más florentino que el David, esta estatua colosal de casi seis metros nos dejo a todos hipnotizados. Sin embargo, lo más importante de la Academia es que al pasear por su taller llegas a comprender cómo trabajaban estos genios.

Tras esta visita comenzamos nuestro recorrido por la capital de la Toscana, en este recorrido visitamos la plaza de la Signoria dónde destaca su torre central y sus numerosas esculturas renacentistas que forman un museo al aire libre. También visitamos la catedral, cuya cúpula y sus frescos nos dejaron a todos boquiabiertos y el Puente Viejo donde se encuentran la mayor parte de joyerías de la ciudad.

Tras la visita, tuvimos tiempo libre para recorrer por nuestra cuenta las calles de esta hermosa ciudad antes de cenar una rica pizza y partir hacia el hotel.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *