Chamonix – Mont – Blanc

El miércoles empezó el día con un buen madrugón, y a las ocho de la mañana ya estábamos en el autobús rumbo a Chamonix.  Al llegar hemos hecho el ascenso a la Aiguille du midi a través de dos telecabinas. Arriba hemos podido disfrutar de unas espectaculares vistas del Montblanc,  de la Vallee Blanche y la Pointe d’Helbronner situada justo en la frontera entre Francia e Italia. Desde una de las terrazas  hemos visto el glaciar de Taconnaz, con su pequeño circo glaciar, su lengua y las morrenas que arrastra a su paso.

Hemos descendido con el telecabina hasta los 2380 metros, en el Plan de l’aiguille, donde ha empezado nuestra marcha de travesía al pie  de les aiguilles de Chamonix. Nuestro destino era Le Montenvers, una planicie rocosa desde la que se contempla el glaciar Mare de Glace.

La vuelta a Chamonix ha sido a través del Train à crémaillère, que desciende lento por un bosque de ensueño. Una vez en la ciudad, hemos tenido algo de tiempo libre para comprar y comer algo.

Estas son algunas de las imágenes que nos ha aportado el día:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *