Continuamos explorando nuestro entorno.

Este fin de semana hemos querido aprovechar el buen tiempo para seguir explorando el bello rincón de los Alpes donde hemos comenzado a vivir. El viernes salimos a pasear por los alrededores del colegio y nuestros pasos nos llevaron hasta el pequeño y encantador lago de Flumet donde disfrutamos de una bella tarde.

Él sábado nos fuimos a practicar rafting, una actividad que desarrolla habilidades de coordinación y trabajo en equipo. Aprovechando el deshielo del conjunto de La Plagne, el río Isere tiene un caudal muy abundante y apto para practicar deportes como este. Nos enfundamos los neoprenos y descendimos por el río bordeando las localidades de Granier, Saint Marcel y Moûtiers. También pudimos observar la belleza que esta época del año otorga a las márgenes del río, los pueblos y las montañas con los bellos colores del otoño.

El domingo lo aprovechamos para descubrir más cosas sobre nuestro pueblo: Saint Nicolas la Chapelle. Por la mañana fuimos a dar un paseo en el que atravesamos los pastos cercanos al pueblo y pasamos por varias granjas tradicionales. En nuestro camino pudimos observar la raza de vacas típica de esta zona con su distintiva cara blanca. Incluso se nos acercaron unos cervatillos.

La tarde del domingo estuvo dedicada a la visita de la iglesia del pueblo. Nos la enseñó el historiados del pueblo, un título honorífico que porta debido a la pasión que siente por la historia de su pueblo. Nos supo transmitir esta pasión mientras nos contaba todas las historias que rodean a ese bello edificio de estilo Barroco. Para terminar nos enseñó el órgano, declarado de interés histórico nacional, y alguno de nuestros estudiantes se animó a tocarnos una canción.

 Un precioso fin de semana en un enclave de ensueño.  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *