Un fin de semana por encima de las nubes.

Hemos aprovechado el último fin de semana de septiembre para visitar el Mont Blanc y seguir conociendo un poco más nuestro entorno y las posibilidades que nos ofrece.

El viernes nos desplazamos a la localidad de Praz sur Arly a pocos kilómetros del colegio para conocer su zona de juegos. Allí disponemos de pista de vóley beach, pistas de tenis, campo de futbol, skate park, mesas de ping- pong… Pasamos una tarde muy entretenida disfrutando del sol.

El sábado visitamos la ciudad de Chamonix, conocida mundialmente por tener las mejores vistas del Mont Blanc. Nuestro plan inicial era subir a l’Aguille du midi a 3820 metros. Sin embargo, en la montaña estamos expuestos a las inclemencias meteorológicas y nada mas llegar a las taquillas nos dieron la mala noticia de que el teleférico estaba cerrado por el fuerte viento en altura.

Seguimos con nuestro plan de excursión, subimos hasta el Plan de l’Aguille a 2200 metros, la primera parada del teleférico. Después de dejar un maravilloso sol en Chamonix, nos vimos dentro de una niebla que no nos dejaba ver el paisaje. Aún así emprendimos la excursión a Montenvers. Al cabo de una hora de caminar salió el sol y pudimos ver el paisaje con el fantástico Mont blanc a nuestras espaldas. Aquí os dejamos el link que grabo nuestra profesora Christine de la excursión:

Nos desplazamos a la localidad de Bozel para aportar nuestro granito de arena contra la fibrosis quística. El organismo des Virades de l’Espoir organizaba un montón de actividades para recaudar fondos contra esta enfermedad. A primera hora algunos nos animamos con la carrera de obstáculos. La carrera consistía en tres kilómetros llenos de diversión con toboganes, preguntas en francés, puentes sobre el agua… Había 250 parejas y nuestros chicos Alejandro Villanueva y Javier Geijo ganaron la carrera.

Muchos pasaron por maquillaje, otros por las camas elásticas y por la zona de restauración. Para terminar nuestras chicas se marcaron el baile de la Macarena para absoluta admiración de los franceses. Nos aplaudieron sin cesar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *