Olimpiadas y esquí en Megève.

El sábado por la mañana no pudimos ir a esquiar, pero esto no fue impedimento para practicar deporte. Por la mañana realizamos unas olimpiadas interiores. Los profesores habían organizado juegos como balón prisionero, mini fútbol o limbo para que creáramos nuestra propia versión de las olimpiadas. Por la tarde fuimos al cine a ver Jumanji.

El domingo amaneció soleado y pudimos esquiar. Para ello elegimos un lugar de ensueño para los amantes de este deporte: las pistas de Mègeve. Se trata de una pequeña ciudad situada en el corazón de los Alpes y con vistas al Mont Blanc.

Sin embargo, no os dejéis engañar por el tamaño de la ciudad, ya que esta población cuenta con unos 475 km esquiables. Además, ayer pudimos disfrutar de la nieve fresca caída durante la semana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *