Rafting

El domingo, nuestros alumnos fueron a hacer rafting. Aprovechando el deshielo del conjunto de La Plagne, el río Isere tiene un caudal muy abundante y apto para practicar deportes como el rafting. Nos enfundamos los neoprenos y descendimos por el río bordeando las localidades de Granier, Saint Marcel y Moûtiers. Este deporte desarrolla habilidades como el trabajo en equipo y la coordinación, además de ser muy divertido. También pudimos observar la belleza que esta época del año otorga a las márgenes del río, los pueblos y las montañas con los bellos colores del verano.

Parc Animalier Merlet

El sábado visitamos el parque de animales de Merlet.

La mejor manera de llegar a sus instalaciones es atravesando el bosque que se encuentra en la ladera de enfrente del Mont Blanc. Este parque nos muestra el ecosistema de la zona y nos permite aprender sobre el medio en el que vivimos. Cuenta con una gran variedad de animales que está en semi-libertad como por ejemplo rebecos, marmotas, muflones e incluso llamas.

Vía Ferrata

Un día soleado nos permitió disfrutar de la via ferrata; un camino de hierro que permite viajar por las montañas. A partir de aquí surge un deporte que permite disfrutar de la naturaleza. Escaleras, puente tibetano y cables de acero para disfrutar de un magnífico día en el lago de la Rosière.

Además, después de la actividad pudimos disfrutar de una barbacoa preparada por nuestros chicos.

Esquí y juegos acuáticos

Ayer nuestros chicos y chicas visitaron el famoso WAM PARK. Un parque acuático que se encuentra en el lago del Parque Regional Natural de Bauges, que colinda con la ciudad de Albertville. Allí, practicaron el esquí acuático. Este deporte- en el que se alcanzan altas velocidades gracias a la potencia de los cables-, exige buenos reflejos y, sobre todo, equilibrio.

Posteriormente pudieron poner a prueba su equilibrio, fuerza y energía en los juegos inflables acuáticos situados en el lago, estos consisten en una serie de colchonetas y de pruebas muy resbaladizas.

Chamonix – Mont – Blanc

El miércoles empezó el día con un buen madrugón, y a las ocho de la mañana ya estábamos en el autobús rumbo a Chamonix.  Al llegar hemos hecho el ascenso a la Aiguille du midi a través de dos telecabinas. Arriba hemos podido disfrutar de unas espectaculares vistas del Montblanc,  de la Vallee Blanche y la Pointe d’Helbronner situada justo en la frontera entre Francia e Italia. Desde una de las terrazas  hemos visto el glaciar de Taconnaz, con su pequeño circo glaciar, su lengua y las morrenas que arrastra a su paso.

Hemos descendido con el telecabina hasta los 2380 metros, en el Plan de l’aiguille, donde ha empezado nuestra marcha de travesía al pie  de les aiguilles de Chamonix. Nuestro destino era Le Montenvers, una planicie rocosa desde la que se contempla el glaciar Mare de Glace.

La vuelta a Chamonix ha sido a través del Train à crémaillère, que desciende lento por un bosque de ensueño. Una vez en la ciudad, hemos tenido algo de tiempo libre para comprar y comer algo.

Estas son algunas de las imágenes que nos ha aportado el día:

CERN y Ginebra

Este martes tocó visita cultural a la ciudad de Ginebra. Aquí pudimos ver la Universidad, la Catedral de San Pedro y el banco más largo de Europa (¡con 120 metros de longitud!). También visitamos el muro de los reformadores, en donde se pueden admirar las estatuas de Guillaume Farel, Juan Calvino, Teodoro de Beza y John Knox, y el famoso Reloj de Flores del Jardín Inglés.

Por otro lado, para nuestros compañeros del curso de Ciencia, Arte y Naturaleza, tocó visita científica a uno de los centros de investigación más importantes del mundo: el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire), situado en Ginebra, y mundialmente conocido por sus aceleradores de partículas.

El CERN tiene muchas particularidades que lo hacen un centro único en el mundo. Inicialmente, en 1952, fue concebido como un centro de investigación eminentemente europeo donde los países pudieran investigar asuntos relacionados con la física nuclear que no tuviesen fines bélicos. De hecho, como curiosidad, el CERN está situado en territorio internacional (es decir, a efectos prácticos no es ni Francia ni Suiza, siendo el estatus similar al de una embajada) y actualmente cuenta con científicos de más de 100 nacionalidades.

Canyoning en la Lechere

Es sin duda una de las actividades que más nos gustan a todos, pese a que con el calor nos cuesta un poco ponernos el neopreno, nos ponen calcetines, una chaqueta térmica y luego encima un traje de dos piezas, todo de neopreno, más el casco y el arnés, al principio parece increíble que vayamos a necesitar toda esta cantidad de capas, pero en cuento metemos un pie en el agua nos damos cuenta de que va a venir muy bien.

Bajamos un rio mediante rápel, puentes de mono, saltos increíbles, descenso de toboganes, pequeñas cuevas sumergidas, todo el descenso es una aventura.

Arborismo en Talloires

El domingo fuimos a hacer arborismo, es una actividad súper divertida, consiste en realizar recorridos entre arboles sin pisar el suelo, pasando por puentes tibetanos, tirolinas y un montón de juegos que permiten trabajar el equilibrio y la habilidad mientras nos divertimos. Nuestro arborismo estaba situado en la localidad de Talloires, y desde las copas de los arboles podíamos ver todo el lago de Annecy. Además, también es un punto muy conocido para el despegue de parapentes, quedamos impresionados con el vuelo de estos planeadores.

Y que mejor manera de acabar la jornada que ir a darnos un baño al lago de Annecy, para volver al cole a cenar bien fresquitos.

Espeleología en Sassenage

La actividad de hoy, no apta para claustrofóbicos, fue la espeleología, consistente en marchar a través de cuevas. Para ello nos desplazamos hasta Sassenage, cerca de la ciudad de Grenoble, donde están unas de las cuevas más grandes de Francia.

Después de un recorrido fácil, apto para el típico turista, los chicos se internaron en la cueva en grupos de diez personas, que en todo momento se encontraban controlados por un monitor, además de los profesores que se encargaban de que toda la actividad se desarrollase adecuadamente. Durante las dos horas que aproximadamente duró el recorrido los chicos tuvieron que abrirse paso por lugares que en muchas ocasiones parecían sacados de una película. Al final, como colofón a la aventura, una tirolina que dejó a todos sanos y salvos de vuelta del mundo subterráneo.

Paintball Megève

Este jueves amaneció un día muy soleado en los Alpes y nos tocaba disfrutarlo jugando a uno de nuestros juegos favoritos: el Paintball. Este juego con armas de aire comprimido y bolas de pintura, además de ser divertidísimo, hace necesario el trabajo en equipo y la estrategia. A través de diferentes juegos y en un escenario sacado de una película, nuestros alumnos tuvieron que crear grupos unidos y con estrategias definidas para alcanzar sus objetivos en un ambiente divertido y de entrenamiento físico.