Senderismo y patinaje.

El sábado pasado hicimos una ruta de senderismo por los alrededores del colegio, subimos a una de las cimas que nos rodean. Tras el paseo comimos en el pequeño lago de Flumet.

El domingo aprovechamos para ir a la pista de patinaje de Megève y practicar allí este bello deporte. Pasamos dos horas divertidísimas deslizándonos por el hielo y preparándonos para los deportes de invierno.

Esquí en la glaciar de Tignes

Después de una larga espera por fin nos estrenamos con la nieve y el esquí en la estación de Tignes, donde pasamos el fin de semana.

Salimos el viernes después de la comida, y por la tarde alquilamos el material (botas, esquís y palos) Una vez ya instalados en los apartamentos nos fuimos temprano a la cama, ya que al día siguiente tocaba madrugar para poder estar preparados a las 8 y media en la cola del funicular que nos llevaría a las pistas de esquí.

Una vez arriba, a más de 3.000 metros de altura, rodeados por las vistas del espectacular glaciar, empezamos a esquiar. El tiempo no nos acompañó este primer día y muchas pistas estaban cerradas, aún así pudimos disfrutar de las increíbles vistas y de algunas bajadas. La tarde la pasamos en la piscina.

El domingo tuvimos mejor suerte y pudimos esquiar por todo el glaciar durante una gloriosa mañana rodeados de la preciosa nieve. Volvimos agotados, pero con una sonrisa en la cara y soñando con el próximo fin de semana de esquí.

Unidad interdisciplinar: La vaca y su influencia en la cultura y la economía en los Alpes

Como parte del programa de ciencias sociales, aprovechando el medio agrario en el que vivimos, queremos que los alumnos descubran la parte de la economía de la zona más tradicional y más relacionada con el sector primario.

Esta zona rica en una tradición ganadera, sobre todo en la elaboración del queso, es el lugar ideal para que los alumnos aprendan sobre tanto las técnicas tradicionales de ganadería como las más modernas y la sostenibilidad de una forma de vida que parece muy alejada de la vida cotidiana de una ciudad.

Dentro del programa de cultura europea que desarrolla el departamento de francés parece indudable que el queso debe formar una parte muy importante. Este alimento que para los franceses es parte de su identidad nacional tiene algunos de sus mejores ejemplos en esta zona. Los agricultores han encontrado una manera de sobrevivir a la globalización a través de las cooperativas y de guardar sus tradiciones y su identidad como pueblo agrario.

Para conseguir este doble objetivo económico y cultural y que los alumnos puedan ver como ambas realidades van siempre de la mano, ambos departamentos se han coordinado para crear una serie de actividades y tareas que permita a los estudiantes interaccionar con este medio y entrar en contacto con esta parte de la vida de la zona.

La última de estas actividades la realizamos este miércoles con la visita a la cooperativa del Val d´Arley. La cooperativa fue fundada por los propios granjeros de la zona y sigue dirigida por ellos para poder afrontar la globalización y crear una forma de ganadería rentable y sostenible. Nuestros alumnos pudieron descubrir la enorme importancia del queso en esta zona y, además, prepararon su propio queso. Para terminar la visita degustamos los principales quesos de la zona: Tomme, Beufort y Reblochon.

 

 

Visita a la escuela de St Nicolas

Este año hemos retomado las visitas de nuestros alumnos al colegio de primaria de St. Nicolas la Chapelle. Como parte del programa The Duke of Edinburgh’s International Award, los alumnos de 3º ESO deben realizar una serie de actividades al servicio de la comunidad . Cada dos semanas visitarán el colegio de nuestra pequeña localidad para leer e intercambiar experiencias con sus alumnos.

En esta ocasión ambos grupos se han presentado y han dado a conocer sus países como primer contacto.

 

Visita al ayuntamiento

Hoy hemos visitado el ayuntamiento de nuestra pequeña localidad. Allí nos ha recibido el alcalde y el personal del ayuntamiento. Este primero nos ha mostrado el edificio y nos ha explicado cómo funciona y las responsabilidades de una alcaldía, al mismo tiempo que nos daba la bienvenida a nuestro pequeño paraíso de los Alpes. Nos ha comentado lo contenta que está la vecindad con la integración y el trabajo social que estamos haciendo este año los estudiantes de SEK Les Alpes.

Tras la visita al ayuntamiento nos ha mostrado las instalaciones del colegio y hemos podido ver cómo funciona y cómo es un pequeño colegio rural de la zona.

 

La primera nevada

¡Ha nevado! Aquí en los Alpes ya podemos disfrutar de nuestra primera nieve de la temporada y lo hemos celebrado deslizándonos en trineo por las cuestas del colegio. Os dejamos algunas fotos del espectacular paisaje.

Lyon y cine

A pesar de que el frío ya ha llegado a los Alpes, hemos podido disfrutar de un fin de semana lleno de actividades. Comenzamos con el viernes, este día fuimos a las pistas de fútbol de Praz sur Arly y allí jugamos a éste deporte y a otros con chicos de nuestra edad que estaban allí también.

Lyon es la segunda ciudad más importante de Francia y también es una de sus ciudades más bellas. Situada en la confluencia de los ríos Ródano y Saona, fue desde tiempos de los romanos un importante centro comercial. A los lectores de Asterix y Obelix les sonará por ser la capital de la antigua Galia. A esta ciudad de ruinas romanas y rascacielos nos trasladamos este sábado para disfrutar de su belleza única.

Nosotros comenzamos nuestra visita por la iglesia de Notre-Dame de Fourvière , una iglesia construida tras la guerra Franco Prusiana para agradecer que la ciudad no fuera tocada por ella, esta iglesia, considera la segunda catedral de Lyon, se encuentra en el punto más alto de la ciudad dominando el paisaje y ofreciendo unas vistas espectaculares a pesar del viento.

Una de las cosas que sorprende de Lyon es que a cada paso el visitante se encuentra con ruinas que atestiguan su pasado romano, nosotros paseamos por el antiguo teatro y anfiteatro romano y saltamos de piedra en piedra por los vestigios de las casas que los rodeaban.

También visitamos el centro antiguo de la ciudad o la vieja Lyon como la conocen allí, aquí pudimos encontrar, además de la catedral gótica de gran valor arquitectónico, algo único en Lyon, los famosos traboules, unas calles abovedadas que cruzan todo el centro de la ciudad y que nunca sabes a donde te llevarán. Este centro urbano nos deja con un sabor parisino con sus tejados y chimeneas al estilo de la Ciudad de la Luz.

Tras disfrutar de esta incomparable ciudad, terminamos nuestra visita en la Rue Mercière, donde, además de ver el ayuntamiento, nuestros alumnos pudieron realizar algunas compras y disfrutar del bullicio de la gran ciudad. Durante un día salimos de nuestro aislado valle para disfrutar de un sábado diferente a los que habíamos tenido hasta ahora.

El domingo por la mañana decidimos descansar y quedarnos en el colegio a disfrutar del sabroso “brunch” que nos había preparado la cocinera mientras veíamos caer los primeros copos del año. Por la tarde nos fuimos a la Sallanches, una localidad cercana que cuenta con una sala multi-cine, allí entramos a ver la película de Venom, cuyo protagonista es el personaje que luego será el enemigo de Spiderman en los comics de Marvel.

Biathlon en educación física.

Pudimos disfrutar de una tarde de biathlon en clase de educación física, ya que Christine, nuestra profesora, fue profesional de este deporte.
Gracias a ella, la escuela de esquí de Champagny nos presto el material para que probásemos uno de los deportes mas practicados en Francia.
El biathlon consiste en esquí de fondo y tiro con carabina, nosotros lo amoldamos a esta época del año y realizamos carrera a pie y tiro con carabinas laser que son las que se usan en los entrenamientos.
Disfrutamos mucho aprendiendo este deporte y para finalizar la clase realizamos una competición por equipos.

Taller poesía.

En las pasadas semanas hemos estado realizando un taller de poesía en la clase de Lengua y Literatura. Aprovechando el buen tiempo y las maravillosas vistas del colegio para la última actividad del taller salimos al campo. Ningún sitio mejor para dejarnos inspirar y componer un romance como si fuéramos antiguos juglares del medievo. Disfrutamos de una bella tarde de sol y conseguimos que nuestros esfuerzos se transformaran en bellas poesías.

Espeleología, feria y senderismo.

“Una enorme oquedad en la montaña nos invitaba a entrar en la cueva de Sassenage. Después de caminar algunos cientos de metros bajo tierra, las paredes de la gruta se comienzan a hacer más angostas, grandes rocas bloquean el camino a seguir, unas enormes grapas metálicas hacen las veces de escala y nos dirigen a un piso inferior de la cueva. Nuestra ruta transcurre ahora por una tubería natural horadada por el agua en el corazón de la tierra con el paso de los años. Podemos apreciar restos de desprendimientos en nuestro camino. Llegados a un punto, el paso es tan pequeño que al final debemos arrastrarnos sobre nuestro vientre hasta abrirnos paso a una enorme galería subterránea; la cavidad es majestuosa, tanto que por un momento parece que nos encontramos en una catedral en lugar de varios metros en el interior de la montaña. Seguimos los pasos de nuestro guía hacia el interior de la cueva, los mosquetones aseguran nuestro camino mientras caminamos ganando altura con cada paso, bajo nuestros pies un río subterráneo avanza con fuerza crecido gracias a las lluvias de los últimos días. Finalmente alcanzamos nuestra meta, un enorme puente colgante sobre una espectacular cascada en el corazón de la tierra, resulta extraño disfrutar este escenario iluminado tan solo por la tenue luz de los frontales en nuestros cascos de espeleólogos. Disfrutamos de estalactitas, estalagmitas, columnas y otras formaciones geológicas subterráneas que continúan con su lento proceso de formación ante nuestros ojos mientras seguimos avanzando en grupo, hasta alcanzar una larga tirolina que nos acerca, de nuevo, a nuestro punto de partida. Por fin volvemos a ver la luz del sol.”

No, no os dejéis engañar, aunque la experiencia y paisaje subterráneo descrito anteriormente pueda parecer sacado del cuaderno del profesor Otto Lidenbrock, en “Viaje al centro de la Tierra” de Julio Verne, fuimos nosotros, los alumnos de SEK-Les Alpes, los que este sábado recorrimos algo más de un kilómetro y medio por el interior de la cueva de Sassenage, una localidad situada en la ribera del río Isere, muy cerca de Grenoble que está presidida por el castillo del mismo nombre. La espeleología fue una actividad nueva para muchos de nosotros, pero nos animamos durante todo el trayecto para superar los numerosos obstáculos que encontramos en nuestro camino.

A la vuelta pasamos por la ciudad de Albertville en la que había una feria, tuvimos tiempo para montarnos en atracciones y cenar. Al final del día para ponerle un colofón a tan fantástica experiencia vimos los fuegos artificiales.

El domingo hicimos una ruta de senderismo por Les Saisies, de una duración de una hora y media, recorrimos las escarpadas montañas con las increíbles vistas de los Alpes franceses y su pico más icónico: el Mont Blanc.